Ojo de Fresa

Grupo: Carunculadas

OJO DE FRESA (ULL DE MADUXIA)

Origen:
Introducida en España durante la dominación árabe de la península ibérica (S. VIII – XV). Fue conocida en muchos lugares como “Flamenquilla” y en la zona mediterránea como “Ull de Maduixa” (Ojo de Fresa), donde se conservó mayoritariamente hasta nuestros días. Descrita por diversos autores a partir del año 1800.
Aspecto general:
Paloma de tamaño mediano, aspecto compacto y fuerte. Postura elevada pero patas cortas y fuertes. Se distingue por una cabeza grande, casi cúbica (forma de dado), con ribetes oculares muy desarrollados y de color rojo intenso (de fresa). De carácter dócil y tranquilo. Su peso oscila entre los 250 y 350g.
Características raciales:
Cabeza: Grande, corta, muy ancha y cuadrada (de dado). Se valorará positivamente aquellos ejemplares que muestren una nuca bien marcada, que dota a la cabeza de un aspecto más cuadrado. En los ejemplares jóvenes la frente formará un ligero ángulo con el pico, ángulo que recubrirán las carúnculas nasales a medida que completen su desarrollo, alcanzando finalmente un aspecto homogéneo. La anchura de la cabeza debe ser la misma por la parte anterior que por la posterior, lo que provocará un total paralelismo en los ribetes oculares, vistos tanto de forma frontal como desde la parte superior. En la variedad con moño, presentan una capucha de plumas en la parte posterior de la cabeza a la altura de la nuca; éste moño será ancho y acabado en punta.
Ojos: Grandes y vivos. De color blanco de perla en todas las variedades a excepción de los blancos recesivos y pintos con predominancia del color blanco, en éste caso pueden presentar el ojo de color negro o de veza.
Párpados: Formados por dos o tres círculos concéntricos, que aumentan de tamaño y grosor desde dentro hacia fuera. De textura muy firme, compacta y de color rojo intenso, (de fresa). Deben formar unas circunferencias completas, con pequeñas hendiduras ó arrugas, pero homogéneas y preferiblemente de igual grosor en todas sus partes.
Pico: Corto y fuerte, ancho en su inserción pero acabado en punta (más bien fina). Ambas mandíbulas de igual grosor, perfectamente encajadas y siempre rectas en todas sus proporciones o ligeramente cóncavas visto desde arriba. De color claro en todas las variedades, aceptándose una pequeña línea central pigmentada en negro en los ejemplares negros y azules.
Carúnculas nasales: De forma triangular, ligeramente abultadas y cortas. De color rosado en la parte más cercana al pico, pasando a un color blanquecino. Cubren la mitad del pico en su parte superior y descienden por los lados hasta la boquera. La textura será casi lisa, sin abultamientos gruesos ni grietas. En la parte inferior del pico se forman 3 verrugas: Una a cada lado, cercanas a la boquera y la otra en el centro. Serán rojas y de tamaño pequeño. Con la edad se van uniendo al proliferar también la piel situada entre ellas y la de la boquera, llegando a formar por debajo del pico una pequeña banda roja unida a los extremos de las carúnculas nasales.
Cuello: Ancho y corto. De pluma abundante y brillante. En la variedad con corbata presentan un remolino de plumas llamado corbata, en la parte media del cuello. En la variedad “degollada” o “apuñalada” presentará una zona sin plumas, de color rojo intenso, desde la base del pico y por delante del cuello hasta el pecho. La cara interna de los muslos también estará desprovista de plumas y por la cara externa, éstas apenas llegarán a los codillos.
Pecho: Ancho y ligeramente arqueado. Formando un ángulo de unos 45o con respecto a la horizontal. Albardilla ancha y con plumón escaso.
Dorso: Ancho, fuerte y arqueado hasta la rabadilla. Rabadilla ancha, provoca que las patas estén algo separadas.
Alas: Fuertes, anchas, algo largas y bien cerradas. Descansarán suavemente por encima y al final de la cola.
Cola: Plumas anchas y largas. Formada por 12 plumas timoneras. Bien cerrada.
Patas: Cortas, gruesas de color rojo y uñas del color del pico. Los dedos también son cortos y anchos. En la variedad con calzadas, patas emplumadas, dejando ver los extremos de los dedos y las uñas (tipo grouse legged). El plumaje de las patas jamás deberá extenderse por los lados.
Plumaje: Apretado en las alas y más suelto en el cuello y pecho. Extremadamente brillante, de aspecto denso y aceitoso, con intensos reflejos verdes y morados, incluso en las alas.
Variedades:
Unicolores en Negro, Dun, Rojo y Amarillo recesivo; Blanco (recesivo con ojo de veza) y Blanco con ojo de perla (llamado Xarel•lo en las zonas de habla catalana). Barrado y rodado en Azul ahumado (smoky). Estos colores pueden ser a su vez: enteros, aliblancos, coliblancos, con babero y todas las combinaciones entre ellas.

Colores y dibujos:
En los unicolores todas las zonas del cuerpo han de tener un color uniforme e intenso. Los azules tanto barrados como rodados presentan el factor ahumado (smoky). Los aliblancos preferiblemente deben presentar entre 6 y 10 rémiges blancas por ala (valorándose la simetría en ambas alas: 6-6, 7-7, etc..). Los coliblancos deben presentar las 12 plumas timoneras blancas. En los ejemplares con babero, éste debe presentarse de forma regular y su tamaño variará en función de la cantidad de blanco en otras zonas del plumaje (raramente aparecen ejemplares con babero, sino que suele acompañar a otro dibujo como coliblanco o aliblanco). Los pintos son el resultado de la combinación, en simultáneo, de varias marcas blancas. Al presentarse estas combinaciones, las marcas blancas pueden aumentar su tamaño; en caso del babero se extenderá hacia arriba por los laterales del cuello pudiendo llegar hasta la base de la cabeza; en las alas puede extenderse el blanco por los codos pudiendo entrar hacia el escudo. Se valorara sobretodo su simetría. Los blancos recesivos y los pintos en cualquier color, con predominancia del color blanco en su diseño, pueden presentar los ojos oscuros (de veza).

Defectos graves:
Cuerpo grande ó pesado. Porte demasiado horizontal. Cabeza pequeña o redondeada. Ojo rojo o anaranjado. Pico fino ó largo. Carúnculas nasales y verrugas inferiores demasiado desarrolladas. Ribete ocular pobre, pálido o flácido. Alas caídas por debajo de la cola. Cola abierta. Patas altas. Calzas demasiado largas. Plumaje de color poco intenso y/o brillante.
Enjuiciamiento:
Tamaño mediano. Cabeza cuadrada. Ribetes oculares muy rojos, desarrollados y firmes. Pico corto. Carúnculas nasales lisas. Ojo de perla. Patas cortas. Plumaje de color intenso y brillante.
*(Los ejemplares de esta raza presentarán sus mejores características a partir de los 2 ó 3 años de edad).
Anilla: Sin plumas en las patas 8 mm. Calzadas 9 mm.