Gracias Felipe

Enero 2016

Estimado compañero:

Pocas veces estas palabras tienen tanto sentido.

Efectivamente, estimado. Porque ese es uno de los muchos frutos que hemos recogido del tiempo compartido. Estima hacia tu persona.

Compañero. Esa es otra recompensa del camino que juntos anduvimos, sembrar la semilla del compañerismo.

El camino tu sabes que no ha sido fácil y sigue siendo tortuoso para quienes proseguimos. Pero sabemos que aunque no te tengamos a nuestro lado, tu sombra nos permitirá transitarlo con cierta comodidad.

Te incorporaste a la andadura con sigilo demostrando una y otra vez tu gran voluntad de trabajo, proporcional a tu corazón. Sin aspavientos, propio de quien se va sin levantar vendavales de odio y rencor, has decidido que el aire se renueve.

Agradecerte el tiempo que nos has dedicado es fácil decidirlo y escribirlo, pero tú corazón sabe que tienes amigos y eso es lo mejor que nuestra afición nos dejará al final del camino.

Sabes que los que estamos desbrozando el camino renunciamos a muchas cosas, y lo hacemos con la esperanza de que esté limpio para quienes prosigan en esta senda.

Ahora ha llegado el momento de que disfrutes de tu familia y tú pasión, pero si tus deseos de retomar la senda te persuaden no dudes en que serás bien recibido.

La Junta Directiva

admin

Leave Comment