Raza perteneciente al Catálogo Oficial de Razas Autóctonas de Ganado del Ministerio de Agricultura del Gobierno de EspañaRaza perteneciente al Catálogo Oficial de Razas Autóctonas de Ganado del Ministerio de Agricultura.

Raza reconocida por la Entente EuropeaRaza reconocida por la Entente Europea.

Raza antigua que debió extenderse por el Pirineo de Huesca y sus somontanos, según demuestran fotografías de primeros del siglo XX y referencias a su cría en tratados económicos de fechas muy anteriores. Fue identificada en el año 1995 en algunas aldeas de la Comarca del Sobrarbe (Pirineo de Huesca) y se lograron rescatar suficientes ejemplares como para asegurar su conservación. Desde el año 2012 está considerada oficialmente como Raza Autóctona (Catálogo Oficial de Razas de Ganado de España).

Es un ave ligera, bien proporcionada, rechoncha, con un discreto copete, la cola bastante levantada, la cresta sencilla y recta, las orejillas blancas con algo de rojo, los tarsos amarillos y el plumaje ceñido. Presenta diversas variedades de color: negra con pajizo, roya o trigueña, azul con pajizo, barrada, armiñada en negro y blanca.

El peso de los animales oscila entre los 2,5 y 3 kg. en el caso de los gallos y entre 1,7 y 2 kg. en el de las gallinas. Huevos de color crema. Se ha observado una puesta de 170 huevos al año.

Los estudios productivos realizados demuestran que los animales de Raza Sobrarbe son ligeros de crecimiento lento. Se ha observado que los pollos de esta raza alcanzaron los 2,1 kg. de peso vivo (peso mínimo comercial) a las 19 semanas de vida, con un índice de conversión acumulado a esa edad que oscila entre 4,37 y 4,94, según variedades.

En puesta la raza ofrece datos más interesantes, habiéndose constatado que son animales con una precocidad sexual elevada, que alcanzan el inicio de puesta a las 20 semanas y una producción media de 170 huevos por ciclo de puesta. Estos datos la sitúan entre las mejores razas autóctonas españolas sin mejorar.

Se distribuye principalmente por las comarcas oscenses de Sobrarbe, Alto Gallego, Ribargoza, Monegros, Hoya de Huesca y Somontano. También hay criadores en comarcas de Zaragoza y Teruel, además de Cataluña, Levante, País Vasco y Navarra.

Patrón de la raza, aprobado por la Asociación de Criadores (AGASOB) en la Asamblea celebrada el 19 de febrero de 2006.

CARACTERÍSTICAS GENERALES
Es un ave ligera, de dorso corto, rechoncha, con un discreto copete, la cola bastante levantada, la cresta sencilla, las orejillas blancas con algo de rojo, los tarsos amarillos y el plumaje ceñido.

Se le ha observado una puesta de 170 huevos al año.

Huevos:
De 55 gr. mínimo; con la cáscara de color crema.

Peso:
Gallo de 2,5 a 3 kg. – Gallina de 1,7 a 2 kg.

Diámetro de las anillas:
Gallo 18 – Gallina 16

MORFOLOGÍA DEL GALLO

Cabeza:
Estrecha, redondeada y con un pequeño copete en la parte posterior, detrás de la cresta, que sigue la línea del cuello. Es más aparente en la época juvenil y tiende a confundirse con la esclavina en estado adulto.

Cara:
Con algunas filoplumas, lisa y roja.

Cresta:
Simple, derecha y recta. De textura fina, de tamaño mediano, con 5 ó 6 dientes triangulares y medianos. Los dos dientes anteriores y los dos posteriores son más pequeños que el central o centrales. Empieza sobre los orificios nasales y llega por detrás hasta ponerse a nivel con la nuca, pero el lóbulo debe estar entre 2 y 3 cm de ella. Sin apéndices, ni rebrotes.

Barbillas:
De tamaño mediano, rojas, colgantes y redondeadas.

Orejillas:
Medianas; están sujetas por la parte anterior y sueltas por la posterior, ensanchándose en esta zona. Son blancas con rojo sin que éste llegue a ocupar toda su superficie.

Ojos:
Redondos y con el iris color miel.

Pico:
Mediano, fuerte, curvo y de color córneo amarillo.

Cuello:
Regularmente arqueado derecho y de longitud mediana; con la esclavina muy abundante y larga que cubre los hombros.

Tronco:
Ancho en los hombros, más bien corto y rechoncho.

Dorso:
Ancho, más bien corto, inclinado de delante hacia atrás, redondeado y su línea formando ángulo entre obtuso y casi recto con la cola. La silla está provista de abundantes y largos caireles.

Pecho:
Ancho, redondeado, carnoso pero con la quilla aparente. Más bien bajo y poco prominente.

Abdomen:
Poco desarrollado.

Cola:
Mediana, bien poblada, más bien cerrada, con dos plumas más largas, bien curvadas. La cola es levantada y tiende a formar un ángulo entre 45º y 90º con la horizontal.

Extremidades

Alas:
Medianas, bien plegadas y pegadas al cuerpo. La posición es inclinada dirigiéndose la punta hacia el suelo con tendencia a formar 45º con la horizontal.

Muslos:
De longitud mediana, separados, visibles y con el plumaje ceñido.

Tarsos:
Más bien cortos, desnudos, de grosor mediano. De color amarillo, pero se permiten algunas escamas oscuras en las variedades negra, cenizosa y franciscana. Terminados en cuatro dedos bien separados y rectos.

MORFOLOGÍA DE LA GALLINA

Se parece al gallo teniendo en cuenta las diferencias sexuales y además que el moño es mucho más aparente que en el gallo, las alas son llevadas más horizontalmente, la cola está muy cerrada y el abdomen está más desarrollado. La cresta es llevada derecha y recta.

VARIEDADES DE COLOR

Trigueña o Roya.

Gallo:
La cabeza es pardo rojiza brillante. La esclavina y el copete son rojo amarillentos brillante con una flama negra en medio de algunas plumas (las más cercanas al dorso). El frente del cuello es negro a partir de los seis meses de vida y negro rojizo antes. El pecho y los muslos son negros con irisaciones metálicas Las pequeñas coberteras de las alas son rojo amarillentas brillantes y las grandes coberteras son negras con reflejos metálicos. Las remeras primarias son de color negro mate y las secundarias tienen las barbas internas negras y las externas pardas, cuyo color es el del espejo del ala cuando ésta está cerrada. El dorso es rojo amarillento brillante. Los caireles son rojo amarillento brillante con flameado negro. La cola es negra con reflejos metálicos, siendo más brillantes las hoces y las cubiertas. El subplumón es gris claro, casi blanco en la inserción de la cola.

Gallina:
La cabeza y el cuello son pardos con alguna flama negra El copete es más claro, de color similar al pecho. El dorso es crema salmón. Las coberteras de las alas son como el dorso. Las remeras primarias son negro mate salpicado de crema-salmón y las secundarias tienen negro mate en las barbas internas y crema-salmón, como el dorso en las barbas externas. El pecho, abdomen y muslos son crema muy claro. La cola tiene una combinación de negro mate con coloración crema-salmón como el dorso. El subplumón es blanco en las zonas ventrales y crema-salmón en las dorsales.

Negra con pajizo

Gallo:
La cabeza y el copete son de color pajizo brillante. La esclavina es de color pajizo brillante con una flama negra en medio de cada pluma. El frente del cuello es negro. El pecho y los muslos son negros. Las pequeñas coberteras de las alas son amarillo paja brillante. Las grandes coberteras son negras con reflejos metálicos. Las remeras primarias y secundarias son completamente negro mate. Cuando el ala está cerrada, el espejo también es de color negro mate. El dorso debe ser pajizo. Los caireles son pajizo con flameado negro, pero menos intenso que en la esclavina. La cola es negra con reflejos metálicos, siendo más brillantes las hoces y las cubiertas. El subplumón es gris oscuro .

Gallina:
El plumaje es negro, preferentemente con presencia de plumas de coloración pajiza en el cuello. El subplumón es negro.

Azul con  pajizo o cenizosa.

Gallo:
La cabeza y el copete son de color pajizo brillante. La esclavina es de color pajizo brillante con una flama azul en medio de cada pluma. El frente del cuello es azul ceniza. El pecho y los muslos son de color azul ceniza. Las pequeñas coberteras de las alas son de color pajizo brillante. Las grandes coberteras son azules con reflejos metálicos. Las remeras primarias y secundarias son completamente azul mate. Cuando el ala está cerrada, el espejo también es de color azul mate. El dorso debe ser pajizo. Los caireles son pajizo con flameado azul, pero menos intenso que en la esclavina. La cola es azul con reflejos metálicos, siendo más brillantes las hoces y las cubiertas. El subplumón es gris oscuro.

Gallina:
El plumaje es azul ceniza, preferentemente con presencia de plumas de coloración pajiza en el cuello. El  subplumón es gris oscuro.

La reproducción de la variedad azul provoca la segregación de animales de coloración blanco-cenizoso. En este caso, ambos sexos son blancos salpicados de gris, más o menos intenso, y las áreas de coloración pajiza resultan menos aparentes que en los ejemplares negros o azules.

Blanca armiñada en negro

Gallo:
El color fundamental es el blanco plateado puro. La cabeza es blanca plateada sin marcas. Las plumas de la esclavina tienen flamas negras, que no llegan al borde por la presencia de un ribeteado plateado. El conjunto se debe cerrar por delante del cuello, formando como un collar. Las plumas del dorso que recubre la esclavina están esparcidas de puntos negros. A ser posible los caireles no deben tener ninguna marca. La cola es negra con reflejo verde, pero las pequeñas hoces son negras bordeadas de blanco. Las remeras son negras y tienen las barbas externas blancas de manera que el ala cerrada resulta blanca. El subplumón es blanco.

Gallina:
El color del plumaje es idéntico al del gallo. El dorso debe ser blanco puro. Las timoneras ribeteadas de blanco. El subplumón es blanco

Barrada con pajizo o Franciscana.

Gallo y gallina:
Presentan el plumaje como en las variedades negra o cenizosa pero con franjas claras en todas sus secciones. Además, puede aparecer la segregación del color blanco-ceniciento barrado.

Blanca

Gallo y gallina:
Color blanco en todas las secciones del plumaje.

DEFECTOS:

Defectos Objetables:

  1. Orejillas rojas.
  2. Cresta no recta.
  3. Pecho salpicado de pajizo en las variedades negra, cenizosa o franciscana.
  4. Tarsos con escamas oscuras en las variedades negra, cenizosa o franciscana.

Defectos Graves:

  1. Forma impropia de la raza.
  2. Desarrollo insuficiente o poco acorde con la raza.
  3. Carencia o exceso de copete.
  4. Cresta caída
  5. Presencia de plumas de coloración rojiza, excepto en la variedad roya.
  6. Excesiva extensión de la coloración pajiza
  7. Dedos torcidos.
  8. Tarsos emplumados
  9. Tarsos de color distinto al amarillo.