Raza reconocida por la Entente EuropeaRaza reconocida por la Entente Europea.

Palomo originario de las Islas Baleares, principalmente de la isla de Mallorca,  probablemente mediante cruzamientos entre diversas razas de palomos buchones, destacando de entre ellas el antiguo laudino valenciano y el rafeño. 

Poca cosa se conoce del antepasado del buchon balear. Se sabe que la aficion a su cria, para la conquista de palomas perdidas, es muy antigua y origina de la cultura árabe.

Aspecto General: Palomo de tamaño mediano a pequeño, es armonioso, esbelto, de líneas curvas y suaves, posee un buche de tamaño normal y no muy colgante, porte erguido, ardiente y activo. Alas grandes y poderosas para el vuelo. Tiene una posición erguida con la cabeza alta y la cola baja. Las proporciones deseadas son: largo de 22 a 26 centímetros, medición a tomar desde el extremo anterior de la quilla hasta el final de la cola, y el peso entre los 400 y 450 gramos.

Carácter: Palomo de carácter nervios, inquieto, ágil, ligero Temperamento fogoso en el macho y  celoso en la hembra.

Cabeza: No demasiado grande, redondeada, ligeramente almendrada, no muy ancha en su parte superior, en curva suave desde la nuca a la punta del pico y bien proporcionada al cuerpo. La línea supra-craneal es convexa, (redonda) formando una curva completa desde la nuca hasta la punta del pico. La forma ideal es que la línea de la frente no debe romperse con la nariz ni el pico.

Ojos: Está bien proporcionado a la medida de la cabeza, son muy expresivos, hermosos, espaciosos, de fuerte coloración, acorde con el color de la pluma. El iris tiene un color rojo-cereza bien vivo,  brillante y redondo. En los palomos de pluma clara tiene tendencia a colores más claros y en los blancos es de color negro. El color de ojos, más apreciado es el rojo intenso, despreciando el anaranjado o amarillo pálido.

Ribete ocular: O párpado es fino y liso, de poco grosor, sin ningún tipo de rugosidad y plano con respecto al ojo y a la cara. Del mismo color del plumaje, siempre el más oscuro posible, mejor de color grisaceo y nunca de color carnoso o blanquecino. Se admite, sobretodo en ejemplares más veteranos, un doble párpado un poco más claro en la parte superior frontal. El ribete del ojo y el ojo son un detalle de pureza muy importante.

Carúnculas nasales: De forma triangular, medianas, de textura lisa y finas. Son de color blanco y con la edad no se deben desarrollar.

Pico: Corto y grueso, ligeramente arqueado, en línea con la frente, sin discontinuidad y sin concavidad. Las dos mandíbulas son casi iguales, sobrepasando la superior ligeramente a la inferior. Estas dos partes del pico están perfectamente encajadas entre sí. La base del pico es moderadamente gruesa, aunque por la poca longitud que tiene da la impresión de robustez. El color será negro en los palomos oscuros y de color asta de toro en los más claros en relación con el plumaje, aunque serán más apreciados siempre los más oscuros. Con la edad se admite una pequeña verruga (tamaño de veza) situada en la parte inferior del pico.

Cuello: Corto y robusto. Por la parte de la nuca es inclinado y ancho y, por debajo, casi inexistente, se confunde con el buche.

Buche: De tamaño normal, de amplia superficie, aunque en la primera impresión no lo parezca, ya que lo tiene muy bien compuesto. Debe cubrir los hombros y casi no sobrepasar el esternón. Muy redondeado, sin hacer bolsa, casi no cuelga ni hace la sensación de flacidez. Todo él, se funde en un solo cuerpo en su unión con el tronco. Así debe de llevarlo en vuelo y cuando arrulla. Pude tener un inicio de pliegue vertical en el centro del buche que se inicia bajo el pico, pero sin rajar el buche. Es positivo que arrulle más bien erguido y que entre arrullos, adelante el pecho, con un ligero arqueado de cuello. .

 Espalda: Ancha en los hombros y plana, cae en línea recta hasta la rabadilla. Los hombros están muy separados. La pluma debe estar aplanada sobre el cuerpo tanto por encima las coberteras como entre ellas. Desde la espalda hasta la rabadilla la anchura va disminuyendo considerablemente.

Pecho: Muy ancho y bien musculado, lo que le proporciona una gran resistencia y capacidad para el vuelo.

Alas: Largas y de amplia superficie, pluma ancha, uniforme y redondeadas en la punta. Cuando el animal camina o está quieto, las lleva siempre sobre la cola, sin cruzarse, tampoco es bueno que cuelguen. La longitud ideal es de un centímetro menos que la longitud de la cola, aunque puede llegar hasta el final de la cola. Normalmente tienen diez plumas remeras principales, muy amplias y colocadas bien juntas, aunque es deseable que posean once plumas de vuelo. 

Cola:  Recta y siguiendo la línea recta de la espalda, tiene doce plumas timoneras de alrededor de tres centímetros de anchura cada una. Cuando el palomo vuela, la forma de la cola en posición estática es recogida y si, se despliega un poco, queda un poco abierta en forma de teja quedando las plumas de los extremos casi verticales.

Patas:  Cortas y finas, proporcionadas al palomo, ligeramente separadas entre sí, sin ser calzadas de plumas, de color rojo carnoso oscuro en losde plumajes oscuros y rojo en los más claros, apreciándose más siempre el color rojo carnoso oscuro, que al ser pichones son casi negras. Los dedos están abiertos y arqueados. Las uñas son pequeñas y fuertes, de color el más oscuro posible, como el pico.

Plumaje: Colores cerrados y sin manchas. Los más apreciados por orden decreciente son: el azul, el toscado, el azul gotado, el gavino, el medado, el negro y después todos los demás (blancos, rojos, pelo de rata, cenizos …). Son defectos los desequilibrios melánicos.                              

Anillas de 8 mm

Principales defectos: · Tamaño general del palomo muy pequeño/grande. · Falta de carácter y temperamento. · Cabeza grande, redonda y ancha, desproporcionada con el cuerpo. · Ojos apagados de color anaranjado o amarillo pálido. · Ribete grueso y con rugosidades, de color carnoso o blanquecino. · Carúnculas nasales muy desarrolladas y con rugosidades. · Pico demasiado corto/largo y demasiado engatillado. · Carúnculas nasales y pico en discontinuidad con la frente. · Cuello muy largo. · Escaso de buche o muy grande y colgante. · Poca espalda y pecho. · Alas cortas, colgantes y cruzadas. · Patas calzadas de plumas. · Desequilibrios melánicos en el plumaje y la irregular aparción de plumas blancas intercaladas, principalmente entre las alas.