Propuesta de Reglamento Interno

Estimados/as compañeros/as:

Ha transcurrido una década desde que la Federación surgió a iniciativa de unas cuantas asociaciones con la finalidad de impulsar y establecer los cimientos de la Avicultura, Colombicultura y Cunicultura de nuestras razas. Así como por concordancia con nuestros compañeros europeos.

Varios intentos nos antecedieron. Ahora las circunstancias han cambiado y nos brindan una nueva oportunidad.

Desde el mismo principio de la Federación y con el paso del tiempo se han ido decantando determinadas actitudes que van literalmente contra los principios fundamentales que todos nos hemos ido marcando. Anillas, Jueces, Campeonato de España … los pilares de la Federación son constantemente cuestionados y atacados.

Que hayamos callado hasta ahora tiene dos justificaciones. La imposibilidad del tiempo necesario para abordar esta cuestión tan delicada y, en segundo lugar, intentar buscar la cautela evitando generar más discordia.

Es razonable que se pueda discrepar con algunas actuaciones de la Junta Directiva, pero atacar los fundamentos que todos nos vamos marcando y despreciar valores como la educación en el trato, la armonía… no se pueden ni deben tolerar. Si se consienten y nos aliamos con quienes actúan así, el futuro no se perfila halagüeño. Como suele decirse quién siembra vientos recoge tempestades.

Es comprensible que se exija más de la Federación, pero este requerimiento debe ir aparejado de un grado de compromiso. La generosidad de quien cede su tiempo en pos de los demás debe ser, al menos, comprendida y no digo que reconocida o agradecida, pues la ingratitud es más norma que excepción en todos los sentidos de la vida.

No descubrimos nada nuevo y todos hemos podido observar con cierto estupor, actos que una y otra vez pretenden al menos generar inestabilidad, dinamitar la concordia y el respeto. En definitiva hacer ruido para evitar escucharnos.

Es evidente que cualquier acto que vaya contra los valores como los mencionados anteriormente deben ser erradicados y quienes apoyan o fomentan esas actitudes deben ser reconocidos. Y no con el fin de buscar argumentos para el reproche sino manifestando algo también poco habitual, comprensión. Pero que comprendamos no quiere decir que estemos conformes con esas actitudes y, por tanto, debe quedar claro que esos comportamientos o actitudes no pueden tolerarse y en consecuencia evitarse.

Reiteramos, que como consecuencia de los hechos acaecidos en los últimos tiempos, parece necesario, por desgracia, establecer unas pautas de tolerancia entre todos que persigan la armonía necesaria para que nuestra labor sea íntegra.

Preferiríamos en esta primera fase no hablar de medidas de castigo y si establecer los compromisos por los cuales se ha de regir cualquier asociación que asuma su compromiso de estar en la Federación.

Estar en la Federación no es ninguna obligación, pero si conlleva obligaciones. Y la principal es la del respeto a las normas y fundamentos que nos ponemos entre todos para salvaguardar los principios anteriormente indicados de concordia y respeto.

Estar en la Federación supone entender la labor que todos desarrollamos como un todo, supone entender lo que es la Cultura de la cría de aves y conejos. Entender a las personas. Dar mayor sentido a nuestra labor.

Si lo dicho no se comprende, difícilmente la Avicultura, la Colombicultura y la Cunicultura que desarrollamos tendrá futuro. Y la historia está allí para recordarnos episodios en los que la pretensión de tener la razón ha conducido al ostracismo a nuestra labor. Es decir, intereses egoístas han prevalecido al del conjunto y, como resultado, disputas y años de decadencia en nuestra labor. Vidas distintas hemos confluido a través de nuestros animales y esta experiencia puede ser enriquecedora o muy pobre, grata o ingrata, nosotros tenemos la opción de elegir una u otra

Es imposible, y reiteramos el término imposible, que la difamación, la alteración de la concordia, la transgresión del respeto, la anteposición de los intereses particulares a los de la globalidad… interfieran constantemente en el buen desarrollo de los objetivos que entre todos nos proponemos. Mal ejemplo, muy mal ejemplo, daríamos si consintiéramos esas actitudes.

Desafortunadamente se ha dado el momento de que entre todos establezcamos unas normas de obligado cumplimiento. Y qué mejor que éstas emanen de entre todos nosotros, por eso solicitamos vuestra colaboración para que las enumeréis evidentemente justificadas.

Si creéis que el incumplimiento de esas normas debería llevar aparejado unas sanciones o apercibimientos también lo podéis indicar.
Incluso la denominación de dicho documento está abierto a sugerencias.

Todas las indicaciones, ideas, comentarios… las podéis canalizar a través del siguiente correo: sugerencias@fesacocur.es

Estar seguros de que queremos escuchar y no simplemente oír.

Nos proponemos como meta que para la próxima Asamblea General aprobar dicho documento. Para ello establecemos el siguiente calendario:

  • Hasta el 29 de febrero recopilación y análisis de las propuestas que recibamos. En marzo redacción del primer borrador.
  • En abril puesta en común del primer borrador, admisión de nuevas sugerencias y subsanar errores.
  • En mayo redacción definitiva.
  • En Asamblea General su ratificación.

En la confianza de que colaboréis en esta propuesta recibid un cordial saludo.

Atentamente.
Alfonso Bea Hortal
Vicepresidente de FESACOCUR

Zaragoza, 26 de enero de 2016.

admin

Leave Comment